Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

21 septiembre 2010

Auge y ocaso de los programas de mediodía en la TV Chilena




La historia de los programas de mediodía en nuestro país, se remonta a fines de los 70, cuando, Enrique Maluenda, presenta, a partir del lunes 23 de abril de 1979, el Festival de la Una, resucitando el programa "Hit de la Una", que tuviera en la televisión peruana entre 1964 y 1970. El programa según sus detractores, era muy dirigido al pueblo, y más de alguna vez trataron de "chabacano" a Enrique Maluenda. Pero el programa tenía altas audiencias y era el favorito entre las abuelitas, las regalonas de Enrique Maluenda. Otra de las críticas que se le hacían a Maluenda era su relamida forma de conducir, tal vez la gran razón por la cual Enrique Maluenda nunca sonó para animar el Festival de Viña del Mar, de público esencialmente juvenil. 

A partir de 1981 viene el auge del programa. Ese año debutan en los auspicios los productos Virginia y la Sabrosalsa Deyco, y además, eran recordados los concursos como el Afírmese Ud. Compadre, y por supuesto, los premios, como Cubrecamas Poncho Lindo, Guitarrras Tizona, Jeans Pierre Bornel o Cheldiz, y por supuesto, las ollas a presión Marmicoc y los calefonts Splendid, junto a los cosméticos Antonella. 
 


Pero no todo podía ser felicidad, y a fines de 1983, se hacía pública la noticia de que Canal 13 haría su programa de mediodía, en la productora "Estudios KV" (de Catedral 1850, ya que en el recién inaugurado edificio de Canal 13 en Inés Matte Urrejola 0848 no se contaba con estudios para programa diario). Ese programa era Éxito, un programa que, a diferencia del Festival de la Una, iba más enfocado a un público adulto joven. Y José Alfredo Fuentes, su conductor, a la sazón de 36 años de edad, era el más indicado para hacer el programa. Éxito sale al aire el lunes 14 de mayo de 1984, y desde un principio se mostró como un programa más ágil y más innovador que El Festival de la Una. Quizá fue una venganza debido a que a fines de 1982, El Festival de la Una se llevó a Mino Valdés y su Alegre Compañía, quienes hasta ese año trabajaban en Sábados Gigantes. Y hacia 1984 también debuta en El Festival de la Una, Su Sueño por Un día, otro espacio recordado del programa del mediodía en TVN.
Entre 1984 1985 la sintonía de Éxito no fue de las mejores, remontando ya hacia 1986 y en 1987 consigue el objetivo de ser el lider del mediodia en sintonía, y ese año parte su espacio más recordado, que fue Ganésela al Toro, un concurso en el cual varios desafiantes debían durar 10 segundos arriba de un toro mecánico. Por ese lado Exito tiene la gran desventaja de que sus espacios no son muy recordados, quizá, aparte de Gánesela al Toro, Las Gracias de Sus Hijos y La Carrera de las Guaguas sean otras secciones recordadas, al igual que Su Show en UF, espacio que entre 1989 y 1990, premiaba a las personas en UF (de valores entre los 4 y 5 mil pesos en aquellos años). Y por cierto, al Tío Memo, que tuvo su espacio entre las temporadas de 1986 y la de verano de 1988. 



Hacia 1987 la sintonía del Festival de la Una decae, y es así como un recién llegado Carlos Krumm a la dirección ejecutiva de TVN, decide terminar con este ícono del mediodía. De un día para otro, todos quienes trabajaban en El Festival de la Una, se enteran del fin del programa, cuando ya se había grabado el último capítulo (emitido el viernes 1 de enero de 1988, se había grabado el 21 de diciembre de 1987). Y el fin del programa fue bastante abrupto y sorpresivo no sólo para quienes allí laboraban, sino que también para su público fiel. 

El lunes 4 de abril de 1988 debuta en TVN "Mediodía en Chile" junto a Jorge Rencoret, quien venía del matinal de Canal 11 (Chilevisión), en una jugada estratégica ese año, ya que en la proximidad del plebiscito, TVN decidió contratar a ciertas personas afines al gobierno militar, entre ellos a César Antonio Santis, quien tendría su "Porque Hoy es Sábado" intento fracasado para destronar a Sábados Gigantes del liderato de la entretención sabatina (me referiré en crónica aparte a ese tema). En sus primeras 13 semanas al aire, Mediodía en Chile (recorriendo Chile de sur a norte), logró quitarle sintonía a Éxito, pero cuando, a mediados de julio de ese 1988, Mediodía en Chile pasa a hacerse en un estudio, y era una especie de matinal al mediodía, la sintonía fue muy baja, lo cual sentenció la salida del aire del programa el viernes 9 de diciembre de ese 1988, que aparte, se gatilló por el triunfo del NO en el plebisicito del 5 de octubre de ese año. En junio de ese 1988, Éxito pasa a hacerse en directo (antes era grabado) y en abril también parte Cordialmente junto a Julio Videla en Chilevisión (Canal 11 en esos años), programa al que no me voy a referir mayormente, ya que el canal en esos años llegaba sólo a 3 ciudades (Santiago, Valparaíso- Viña y San Antonio), sólo diré que tras la salida de Julio Videla (el viernes 3 de enero de 1992) el programa fue conducido por Marilú Velasco y Zalo Reyes, se fue a la noche, y ahí el programa salió del aire, en junio de ese 1992. 

Y en 1989, viene otro intento de TVN por destronar al imbatible Éxito, llamado "En familia", que marcó el regreso de Paulina Nin a la pantalla chica (alejada desde mediados de 1987) y junto a Hernán Pereira, conformaron un programa estilo matinal, pero que resultó muy elaborado para el horario. Por eso, el progama en su temporada 1990 (que debía salir el 12 de marzo de 1990 al aire) se iba a hacer más simple. Pero debido al cambio de gobierno y autoridades del canal, esa temporada nunca vería la luz. Por eso, el programa "De Buen Humor", que junto a Jorge Chino Navarrete y Paulina Nin de Cardona (que nació como el típico relleno de verano el 8 de enero de 1990) estuvieron al mediodía en la emisora estatal hasta junio de 1992. 

El lunes 16 de marzo de 1992 le sale competencia pesada al camino a Éxito. "Acompáñeme" por las pantallas de Mega, junto a un recién llegado Julio Videla, hicieron que Éxito cambiara su tradicional horario de las 11.30 a las 12.45 (a partir del lunes 11 de mayo de 1992). Acompáñeme logra quitarle sintonía a Éxito, lo cual hizo que el programa ese 1992 fuera en caída libre, y precipitara su fin, el cual se anunció en noviembre de 1992, y que se concretaría el viernes 1 de enero de 1993 (curiosa coincidencia con El Festival de la Una, ambos se emiten por última vez un viernes 1 de enero, aunque El Festival de la Una dio lo mejor de sus momentos durante todo enero de 1988). 

Con el fin de Éxito, Acompáñeme acaparó buena parte de la sintonía a esa hora. Intentos como "A Buena Hora" en Canal 13, junto a Viviana Nunes y César Abu Eid (este era el paisano de La Granja, La Granja VIP y Granjeras) o Nuestra Hora, con el Pollo Valdivia (octubre a diciembre de 1995), también en Canal 13, fracasaron en el intento de destronar a Acompáñeme, que también un viernes 29 de diciembre de 1995 ve la luz por última vez, marca el definitivo fin de ese estilo de hacer programas de mediodía, es decir, estilo show estelar. 

El horario del mediodía hoy está abandonado a su suerte: un par de programas de farándula, repeticiones de teleseries, dibujos animados, y teleseries extranjeras marcan la pauta de ese horario en la actualidad. El Menú de Tevito (TVN) es lo único digno de mencionar en ese horario hoy por hoy, que con un estilo que ha ido evolucionando, nos muestra recuerdos de un glorioso pasado de la TV chilena, que por desgracia, no tiene retorno y que no vivió en función del people meter on line, es decir, la medición de sintonía en el momento.

Por Miguel Gutiérrez

1 comentario:

  1. SRES. EJECUTIVOS DE LOS CANALES ABIERTOS, VUELVAN A DAR ESTOS PROGRAMAS, O YO MISMO LES CAUSO UN TERREMOTO A SU PORQUERÍA DE DEPENDENCIAS DE LOS CANALES DE TV, Y ESE TERREMOTO SERÁ MUCHO MÁS FUERTE QUE EL DEL 27 DE FEBRERO PASADO !!!

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.