Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

04 octubre 2010

TVN ¿ha sido siempre el canal de todos los chilenos? De puño y letra de Miguel.

Televisión Nacional de Chile (TVN), históricamente ha sido el canal que ha tenido la mayor cobertura terrotorial en nuestro país, pero ¿ha sido siempre el canal de todos los chilenos? Al parecer no, y esto lo podemos afirmar, ha cargado -y muy especialmente en el Gobierno de la Unidad Popular (UP) y en el General Augusto Pinochet- con el estigma de ser el canal oficialista.

Recordemos que TVN es un sueño que se concreta en 1969 en una vieja casona del centro de Santiago (Alameda esquina San Martín, y que al año siguiente se trasladaría asu actual emplazamiento, en Bellavista 0990, a los pies del Cerro San Cristóbal). La verdad es que durante ese primer año (hasta la llegada de Salvador Allende a la Moneda) políticamente hablando no hubo mayores inconvenientes. El estigma de canal oficialista empieza en el gobierno de la UP, con Salvador Allende, en donde tenían cabida sólo las ideas y/o personas afines al gobierno de Allende, y donde las ideas de oposición no tenían cabida.

Con la caída de Allende y la UP del gobierno en septiembre de 1973, TVN experimenta cambios bastante drásticos (en este contexto muere en la Moneda su director ejecutivo de entonces, Augusto Olivares), cambian las autoridades y el sello del canal, el que pasa a ser, de la extrema izquierda de la UP, a la línea que imperó bajo el régimen militar, de dar cabida sólo a quienes apoyaban a los militares.


60 Minutos, en sus años mozos.

El sello de canal oficialista se notó (y de alguna forma pasa hasta el día de hoy) en el área de prensa, donde -y muy especialmente en las décadas de 1970 y 1980- se le tiende a dar preferencia sólo a la gente afín al gobierno de turno. Este es un punto muy importante, ya que, especialmente el noticiero 60 Minutos (1975 a 1988) era un instrumento político del régimen militar para difundir sus ideas, y además -esto lo supimos el año pasado- se inventaban noticias, especialmente relacionadas con atentados terroristas, donde muchas veces los periodistas eran agentes propagandísticos del gobierno (ejemplo de esto fueron Esteban Montero y Manfredo Mayol). Por esto que hemos expuesto, los detractores bautizaron a 60 Minutos como "60 Mentiras", "60 Milicos" o "Menticiero".

La censura en esos años era implacable: notas u opiniones relacionadas con el tema de los Derechos Humanos o que pusieran en jaque al gobierno militar no podían salir al aire bajo ninguna circunstancia. Es más, en 1982, Ítalo Passalacqua era comentarista de espectáculos en 60 Minutos, y en uno de sus comentarios encontró buena una obra de la compañía teatral ICTUS (de Nissim Sharim y Delfina Guzmán, ambos abiertos contrarios al régimen militar), lo que le valió una amonestación de parte de Hernán García, director ejecutivo de ese entonces, por lo que Passalacqua renunció al canal. En 1983 una escena de la teleserie "El Juego de la Vida" donde los actores (ambos fallecidos) Sergio Aguirre y Anita Klesky salían semidesnudos en la cama, lo que gatilló que Hugo Morales, director de ese entonces, amonestara por escrito a Herval Rossano, director de la telenovela. Rossano renunció y volvió a Brasil (no sin antes que el personaje de la actriz Nivea María -esposa de Rossano- fuera asesinado para que la actriz y el director volvieran a tierras cariocas). Y en 1984, la rutina gay de las soaspissas, de Hermógenes Conache, fue víctima de un corte (se dio paso a un backstage), el cual profundizamos en una columna anterior.

La teleserie "La Dama del Balcón" (1985, pero emitida en el verano de 1986), casi la mitad de la telenovela fue censurada, ya que hacían referencias a los nazis y a los experimentos genéticos que éstos ejecutaban. Por eso, apenas se concretó el retorno a la democracia, el lunes 12 de marzo de 1990, esta telenovela fue repuesta y con bastante sintonía.

También en 1987 fue víctima de la censura la actriz María Izquierdo (quien actuaba en la teleserie de esa época, "Mi Nombre es Lara"), en una entrevista ella virtió opiniones en contra del régimen militar, lo que le valió ser despedida por las autoridades del canal de entonces (encabezadas por Hugo Morales), por ende su personaje en la teleserie debió morir.

El Festival de Viña tampoco se salvó de las alusiones políticas: en 1974 el humorista Bigote Arrocet terminó arrodillado en el escenario cantando "Libre", tema considerado un segundo himno patrio por los partidarios del gobierno militar. Y en 1987 un entonces competidor Florcita Motuda en medio de su actuación se coloca una banda presidencial (lo que hizo que Eduardo Ravani -director del Festival ese año- debiera hacer un plano general del escenario). Y en 1988 el grupo Mister Mister causó polémica porque su vocalista leyó un papel en el que se hacía mención a la situación de los Derechos Humanos en Chile: luego de eso, el vocalista debió salir al escenario a pedir disculpas al escenario y el grupo -escoltado por agentes de seguridad- debió abandonar el país. Y en una columna anterior nos referimos a la acusación de plagio en contra de la canción peruana -la que fue descalificada- y los 14 minutos más tensos del Festival, protagonizados por el cantante José Luis Rodríguez.

Los estelares como Vamos a Ver o los dirigidos por Sergio Riesenberg eran también blanco de críticas en el sentido que se invitaba a personas afines al régimen militar o que se instrumentalizaban políticamente. En este sentido, el MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionario) en el mes de noviembre de 1980, efectúa un atentado incendiario en contra del restaurante Camino Real (donde se hacía el estelar Vamos a Ver); el MIR justificó su acción diciendo que "era el punto de encuentro de la burguesía".


Afiche publicitario de TVNoticias.
 Ese mismo 1988 cambia el nombre del noticiario, pasa a ser TVNoticias, y conducido por César Antonio Santis, a quien en una jugada estratégica Carlos Krumm (director ejecutivo de ese entonces) lo contrata en su afán de reclutar gente afín al gobierno militar en el año del plebiscito (otro caso fue el de Jorge Rencoret) y ese noticiero fue derechamente un instrumento propagandístico del SÍ, para garantizar la continuidad del gobierno militar.

Con la derrota plebiscitaria (de la que este 5 de octubre de 2010 se cumplen 22 años), el canal debió abrirse a dar cabida a los opositores al régimen militar, y de a poco fue volviéndose pluralista, aunque no les daban cabida a todos los opositores (por ejemplo los comunistas estuvieron sin entrar a TVN hasta avanzado el gobierno de Patricio Aylwin), pero seguía siendo un canal con marcado tinte oficialista y eso se notó mucho en la víspera de la elección presidencial y parlamentaria de diciembre de 1989, donde TVN claramente se inclinaba a favor de los candidatos del pacto Democracia y Progreso (actual Coalición por el Cambio), de tendencia a apoyar al régimen militar.

Llega el 11 de marzo de 1990, y los cambios en TVN se notan de inmediato. Jorge Navarrete Martínez asume la dirección ejecutiva de la emisora (lo había sido ya entre 1969 y 1971), y Bernardo de la Maza asume la dirección de prensa. Los cambios fueron inmediatos, el más visible fue que se sacó a Raquel Argandoña (quien había vuelto a TVN en junio de 1989 a la lectura de noticias, ya lo había sido entre 1979 y 1982). De la Maza dijo por esos días que "no se necesitaban rostros bonitos para leer noticias". Y otro cambio fue el logo del canal: la tradicional pantalla tricolor cambió sus colores a los del arcoiris de la Concertación.

Logotipo versión "arcoiris" de TVN
(Por Sebastián Ponce)

En prensa, el lunes 1 de octubre de 1990 vé la luz el proyecto estrella del Departamento de Prensa de TVN: 24 Horas. Concebido para informar con objetivdad, tuvo la difícil misión de devolverle la credibilidad a TVN, que hasta antes del plebiscito de 1988 era casi igual a cero, y con los años, se fue volviendo un canal creíble, en el cual la gente podía confiar.

De los programas que nacieron en esos años, Cine Video, de la mano de Augusto Góngora, fue el que más perduró (1990 a 2002), otros programas como Unas y Otras (1992), La Manzana de la Discordia (1991 a 1993), y Mujeres al Borde de... (1990) duraron poco en pantalla.

Es en 1992 cuando ve la luz la Ley de TVN, esto fue algo para evitar una inminente privatización del canal (el que hasta esa fecha tenía muy bajas sintonías y pérdidas económicas cuantiosas), en donde se le dio al canal la misión de autofinanciarse, y el directorio estaría compuesto de personas designadas por el Presidente de la República, aprobadas por el Senado en sesión secreta (desde 2009 esa sesión debe ser pública); dicho directorio alberga a las corrientes políticas que tienen representación parlamentaria.

En el área dramática, los primeros años de transición democrática no fueron fáciles: teleseries como "El Milagro de Vivir" (1990) y "Volver a Empezar" (1991, esta telenovela además tocaba el tema de una escritora volviendo del exilio) no tuvieron éxito en el rating, al igual que "Jaque Mate" (1993, esta última al menos fue reemitida en 1998). Sólo Trampas y Caretas (1992) tuvo buena sintonía, al igual que Rompecorazón (de 1994).

Con todo lo que hemos expuesto, podemos decir que el camino para que TVN realmente sea El Canal de Chile, como reza su actual slogan, no fue fácil, sobre todo por las dificultades de tipo político que aquí hemos expuesto y que tuvieron a TVN por años en entredicho y con una mala evaluación de la ciudadanía. Hoy por hoy la estación estatal tiene éxito en su gestión y en sus programas, y hoy sí puede decirse que TVN, efectivamente, es El Canal de Chile.

2 comentarios:

  1. Se te olvidó: 60 mentiras x minuto
    Buena Info! ;)

    ResponderEliminar
  2. ¿TVN hoy el "canal de Chile"? Pfffffff... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!! XD Cuando los concertacionistas llegaron a ese canal lo único que hicieron fue invertir la polaridad del sesgo político, pero para que no se notara mucho no se censuró a los adherentes al "SI", pero la representatividad de los del "NO" quedó sobredimensionada. Eso se notó en programas como "La Manivela" y el exceso de importancia que se empezó a dar a las telebasuranovelas protagonizadas mayoritariamente por actores izquierdistas (Di Girólamo, Reeves, Noguera, etc.), y por ende a sus opiniones políticas que pasaron a ser mostradas por ese canal como dogmas. El hecho está simbolizado por el símbolo de TVN con los colores de la concertación en 1990 ¿La concertación es todo el país? Obviamente No. Por años gente como Claudio Reyes y Patricia Maldonado estuvieron vedados en TVN ¿Ese es el pluramismo del que tanto se pavoneaba el nuevo TVN? ¿? Ni 24 Horas se salva... La mayoría de quienes lo han conducido son concertacionistas: De la Maza, Guillier, C. Serrano, Gomez-Pablos, M. Álvarez, C. Saavedra, etc. En 60 Minutos se inventaban noticias o se mentía. En 24 Horas no se hace eso... solo se da una interpretación tendenciosa de los hechos con compromiso ideológico pro-concetacionista, es decir se sigue mintiendo solo que sutilmente, para que no se vea tan feo ni sea tan notorio, o sea para ganar audiencia. Hoy gobierna Piñera, pero TVN sigue siendo un canal concertacionista, ¿O por que creen que Camiroaga hasta antes de morir nunca se quizo ir de ahí? Por que al ser freista tenía la pega asegurada. Hoy el sesgo es menos notorio o ha disminuído... algo. Quizá la llegada al matinal de Raquel Argandoña o la contratación de Viñuela, cuya imagen está ligada al actual gobierno, sea intento de equilibrar lo tendencioso de ese canal, lo cual revela que es cierto lo contrario: TVN es el canal del gobierno de turno, no de Chile, por mucho que hayan hecho una ley para su auto financiamiento.

    TVN jamás ha sido un canal de todos los chilenos, porque JAMÁS HA SIDO NEUTRO.

    Por mi parte... prefiero ver el cable.

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.