Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

29 enero 2011

Sábados Gigantes de Verano vs. los Sábados Gigantes Tradicionales: los pequeños detalles que marcan la diferencia.

Bajo la lupa de Miguel.



Aprovechando este caluroso verano 2011 me referiré al titán de los sábados televisivos de los 80 y principios de los 90: naturalmente que es a Sábados Gigantes, pero el tema de hoy es establecer algunas pequeñas diferencias (que a la larga eran bien significativas) entre el ciclo de verano y la temporada normal.

De partida, tanto Don Francisco como José Agustín Pizarro (Yeruba), dejaban de lado el terno y la corbata, cambiándolos por tenidas veraniegas de manga corta, pero sin caer en la extravagancia. Este cambio hasta el verano 1984 se producía aproximadamente en noviembre del año anterior, y desde el verano 1985, ese cambio en el vestuario fue a partir del primer sábado de enero.

Otro punto muy importante era la duración del programa, en el verano, se le suprimían cerca de 3 horas, quedando de 16.00 a 20.30 hrs. Aparte de aquello, en temporada de verano desaparecían secciones como "Solteras sin Compromiso" y "Sábados Gigantes a sus Órdenes", esta última sección también estuvo fuera del aire en las temporadas de 1986, 1988 y 1989. También, secciones de humor como "Los Eguiguren" y "Pobre Papá", eran eliminadas en temporada estival.

En los concursos tenemos también varias diferencias, básicamente, desaparecían todos los concursos del año y se cambiaban por concursos más relajados, generalmente de una sola etapa (en el año por lo general eran de dos etapas) y también se eliminaban los automóviles como premio mayor de los concursos, excepto "El Sí o No de las Estrellas" de Drive en 1988, y "La Tomboleta" en los veranos de 1987, 1988 y 1989 (en el año La Tomboleta regalaba casas amobladas, en los veranos de los tres años mencionados, el premio era un equipo completo de camping que incluía automóvil, carro de arrastre, carpa, mesa plegable, entre otros implementos). En el verano de 1990, La Tomboleta siguió con las casas amobladas.


(*) Correspondiente a 31 de diciembre de 1988.

En el verano de 1988 debuta "Los Bailes Raros", ese año auspiciado por Soprole (que en el año auspiciaba "Adivine el precio", único concurso que Don Francisco no ha podido hacer en los EE.UU., esto porque la mecánica del concurso era idea original de Soprole, por lo que en nuestro país no tuvo otros auspiciadores). Los Bailes Raros era un concurso en el cual parejas sacadas del público eran caracterizadas para bailar danzas poco conocidas para nosotros en un entrenamiento breve que se les daba para la ocasión.

El Baile de la Colita tiene su origen en una temporada de verano de Sábados Gigantes, exactamente en la de 1986, año en el cual el programa se hizo en el Estudio 3 (actual Estudio Gonzalo Bertrán, de quien mañana 30 de enero se cumplen 10 años de su muerte), al igual que el verano 1984; hasta el verano 1983, el ciclo estival de Sábados Gigantes se hacía en el Casino Las Vegas (Teatro Teletón), los veranos de 1985, y de 1987 a 1990 (último en el cual Don Francisco y Yeruba usaron tenidas veraniegas) se hacían en la escenografía habitual del año anterior, claro que con toques veraniegos como más plantas, piletas, mobiliario de terraza, entre otros.


(*) Correspondiente al 7 de enero de 1989

También en los veranos está la presencia del desodorante Etiquet, auspiciador exclusivo de las temporadas estivales de Sábados Gigantes, y también en los ciclos de transición. Los ciclos de transición de Sábados Gigantes partían con el retorno de Don Francisco y Yeruba al terno y la corbata, pero manteniendo las secciones veraniegas y los decorados veraniegos de la escenografía (excepto en 1986, en la transición ese año se retomó la escenografía de 1985).

Con esta columna quise evidenciar las pequeñas, pero significativas diferencias que presentaban las temporadas estivales de Sábados Gigantes, en comparación con las del año. En marzo de 1988, Don Francisco declaró que:
"Los Sábados Gigantes de Verano eran mucho más relajados, la temporada del año en cambio, era mucho detalle".
Y vaya que era cierto. Eran más livianas que las del año, pero igual daba gusto ver el programa sábado a sábado. Y de veras que eso se echa de menos en la TV actual-.

1 comentario:

  1. Ayyy, los sabados giganes de verano, fueron sin duda el reflejo de chile durante tantos años, que cosa tan inteligente y simple a la vez, colgar el terno y ponerse una polera, y relajarse durante la epoca estival, realmente algo genial, me pregunto pq los noticiarios no hacen lo mismo, yo creo que deberian transmitir desde una terraza obviamente siempre con terno y formal, pero eso ya daria un toque distinto. Ojala algun dia retornen los sabados gigantes, aunque sea para verlo una ultima vez

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.