Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

17 abril 2011

¿Es el televidente consumidor de chatarra televisiva?

Hoy quiero plantear con ustedes una realidad cada vez más evidente, y es que hoy, el televidente promedio disfruta con el morbo. Un debate que recien comienza y que por ahora no tiene fin, y que confirma que, al menos en la actualidad, "TV" y "Buen gusto" son terminos que no están relacionados.
Por Roberto Caamaño

En los tiempos gloriosos de los años 80 y 90, los que se llevaban la atención de los medios y de la prensa de espectáculos, eran estrellas pero de verdad merecedores del apelativo de "estrellas". Eran conductores que preguntaban con lo justo y sin caer nunca en cosas comprometedoras y/o frívolas, y gente que sabía hacer cosas, como cantar, bailar, actuar y entregar un mensaje positivo a los que los seguían. Y si no, por su buen humor y por su simpatía. Tenemos a Raul Matas, Javier Miranda, Eduardo Riveros, Cesar Antonio Santis, Antonio Vodanovic, Don Francisco, Juan Guillermo Vivado y otros que eran los señores y caballeros de los medios de comunicación. Y los que atraían las miradas eran Aline Kuppenheim, Nicole, Los Prisioneros, Los Tres, Lucero, Yuri, Soda Stereo, Claudia Di Girolamo, Cristian Campos, Jorge Zabaleta y varios que conformaron la época de oro de la pantalla chica.

En la actualidad, y en una mala moda que se da desde el 2005, los que sobreviven en la tele son pocos y los que actualmente animan -salvo excepciones contadas con los dedos como Vivi Kreutzberger y Tonka Tomicic- suelen caer en lo frívolo, en lo chulo, y suelen ponerse insoportables. Y aquí cae gente como Andrés Baile, Jordi Castell, Nacho Gutierrez, Chico Perez y Francisca García Huidobro, que incluso es considerada como un rostro CREÍBLE de la tele cuando en estricto rigor solamente las oficia de árbitro de peleas flaites en cierto programa de farándula de los viernes a la noche. ¿Y quienes son los aclamados? A saber: Adriana Barrientos, Nicole Moreno (conocida como "Luli" o "Luli Love" para los argentinos), Tanza Varela, Roxana Muñoz, la desaparecida Angélica Sepúlveda, Carla Jara, el trilladísimo Edmundo Varas y otros que salen en portadas de diarios más por escandalos de cuarta que por talentos. Y que más encima sus carreras van en alza por, justamente, esos escándalos.

Pero, ¿se ha convertido el televidente común en un gustoso sadomasoquista? Públicamente he expuesto en LTSC mi rechazo hacia "Primer plano", que debutó a mediados de 1999 como un inocente programa de espectáculos de gringolandia tipo "E! Entertainment Television", y que paso por una infinidad de conductores como Eugenio Salinas, Carolina Gutierrez, Carolina Fadic (Q.E.P.D.), Patricia Larraín, Giancarlo Petaccia y los actuales Gutierrez, Castell y Huidobro. Lo que voy es que muchos aseguran que odian la farándula, y por ende, ese tipo de programas. Sin embargo, esperan cada semana para hacer lo que dicen que odian, o sea, verlo. Incluso el autor de estas líneas ha caido en esto, lo cual es muy contradictorio, pero ya aprendí a elegir por mi mismo. Lo cierto es que hoy en día ese televidente disfruta viendo lo que tanto odia. ¿Ejemplos? El polémico episodio donde Francoise Perrot habló sobre ese engendro llamado Edmierda -que mi amigo Miguel Gutierrez definió y vaya que bien lo hizo en su respectiva columna-, el aludido intentó llegar a Chilevisión de una manera violenta. La gracia se llevó más de 25 puntos de rating, a mi gusto, mal merecidos.


Otro ejemplo que no tiene que ver con PP pero que igual pongo en el tapete porque tiene que ver con lo que expongo: El día en que Informe Especial desnudó los aberrantes abusos del sacerdote Fernando Karadima, el ganador fue... ¡¡¡FIEBRE DE BAILE!!! Como ven, el mal gusto es sin quererlo el buen gusto.

Y un debate recurrente es, ¿El fin justifica los medios? Parece que ese es el lema de varios programas de televisión, partiendo por el ya mencionado PP, que ha desacreditado y ha manchado -yo diría asesinado- la carrera de Felipe Camiroaga, el cual ha sido sindicado por el programa como el gran culpable de la salida de Katherine Salosny de Buenos Días a Todos, incluso inventándole peleas que nunca se confirmaron si fueron verdad o no. Pero el mismo programa que ha sido victima del bullying más comentado de la tele, ha caído en una inconsecuencia tremenda, ya que, en el temor de perder el liderato ante "Bienvenidos" -que le devolvió la sonrisa al olimpo del 13-, ha reporteado en extenso las Edmundicias -como lo llamó mi amigo Justin Brevis de Viña del Mar-. Incluso transmitiendo en vivo la formalización de cargos en contra del ex integrante de "Amor ciego", con lo que nos queda más que claro que hacen de todo para ganar la sintonía... ¡Y LES FUNCIONA!

Con este post, ha quedado más que claro que hoy el televidente ha perdido el "sentido de asombro". Hay muchos programas, como Tonka Tanka durante el mundial pasado, que eran un gran aporte, pero perdieron contra el buque jarandulero de CHV. Hoy "Primer plano" es el campeón de los días viernes, y sin quererlo la audencia que lo odiaba hoy se ha convertido en un televidente frívolo, cahuinero y ocioso. Hoy lo que ha hecho la tontorrona Barrientos, es más trascendente que las elecciones en Perú, y Angie Alvarado es muy querida por los faranduleros. Por cierto, yo nunca lo he sido así, sin embargo, me emputece porque uno que ha crecido con grandes proceres de las comunicaciones hoy tiene que soportar a imbéciles que se las dan de los dueños de la TV. Un panorama que, si los mandamases de los respectivos canales no toman cartas en el asunto, está lejos de cambiar. Recemos a Dios que así no sea.

1 comentario:

  1. Son tremendamente acertadas tus apreciaciones en esta columna, y es verdad, es impresionante la cantidad de gente que he escuchado decir que "no soporta la farandula", y eso es incopatible con los puntajes que obtienen programas como PP y demases, parece que efectivamente hay inconcecuencia d eparte de mucha gente en ese sentido, igual las Edmundicias, las tonteras de Barrientos y Luli, los embrollos de las Argandoñas, y los ridiculos y mentalmente limitados "Casanovas Cabezas de Musculo", que junto a los antes mencionados, nada bueno aportan, como Pablo Schiling y otros, son (penosamente) los consentidos de bastantes televidentes, y mientras siga siendo asi, obviamente los tontorrones de ejecutivos de la TV poco pensaran en dar ese tan necesario golpe de timon que hace años anhelamos los nostalgicos de la TV de calidad y figuras de clase que engalanaban la pantalla hasta hace 1 decada atras y antes, entonces quizas por eso, un poco por ahi se encuentre al menos parte del nucleo d ela razon de porque nuestra pantalla no repunta nunca desde hace rato, pèro ¿como hacer que esa gente de verdad cambie y deje de darle rating a esos programas?, eso es algo a lo que me cuesta gigantezcamente encontrar una respuesta, mientras la cosa siga asi, nada haran los mansamases de la TV para cambiar las cosas, y los amantes d ela TV bien hecha tendremos que seguir posando nuestras mentes en el pasado y en los recuerdos, y huir del cochino presente existente en las comunicaciones, que involucra anmiadores de cada vez menos nivel de clase,

    es lamentable, y obviamente a la vez, muy cierto lo señalado por ti, saludos Roberto y felicitaciones como siempre.

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.