Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

15 mayo 2011

Matrimonios mediáticos en Chile: ¿Amor puro o exhibicionismo con fines comerciales?

Bajo la atenta mirada de Miguel

Cuando han pasado alrededor de dos semanas del matrimonio del príncipe Guillermo de Inglaterra y su plebeya novia Kate Middleton en la Abadía de Westminster (evento que vieron casi 2.000 millones de personas en el mundo, un poco más de los 1.300 millones estimados que vieron el rescate de los mineros en la mina San José en octubre pasado), hoy me referiré a los matrimonios mediáticos criollos, de los que hemos tenido varios ejemplos, y algunos de ellos han terminado en escandalosas separaciones.

El 10 de marzo de 1984 encontramos el matrimonio de Eliseo Salazar con Raquel Argandoña. Él, el piloto de autos más reconocido a nivel nacional, y ella, ex Miss Chile 1975, y ex lectora de 60 Minutos (24 Horas Central) en TVN. La ceremonia fue fastuosa, en la Iglesia San Francisco de Santiago, transmitida en directo por las pantallas de Teleonce (hoy Chilevisión). El, de impecable smoking, y ella, lucía un radiante vestido blanco con cola de cerca de 4 metros. Para el decorado de la fiesta posterior a la ceremonia, se usaron globos negros nacarados, traídos especialmente Estados Unidos para la ocasión, ya que en esos años no se encontraban en el país (hoy se encuentran en cualquier tienda de artículos de cumpleaños). La unión duraría hasta febrero de 1987, no exenta de polémicas, sobre todo cuando hubo -según se dice- incidentes que involucraron uso de armas de fuego. Sólo a fines de la década pasada, Raquel Argandoña le dio la nulidad a Eliseo Salazar.

El 3 de marzo de 1990 (sí, sólo 8 días antes del trascendental cambio de gobierno en nuestro país) encontramos uno de los enlaces más recordados, por lo fastuoso y porque parecía un cuento de Hadas. Cecilia Bolocco ese día contrajo el sagrado vínculo con su novio norteamericano Michael Young, en la Recoleta Domínica. Young y Bolocco se conocieron en 1988 cuando ella residía en EE.UU. y poco antes de entregar el cetro de Miss Universo. Él, de impecable frac y ella, con un vestido de seda con cola de 5 metros... era como lo dije antes, el cuento de hadas que cualquier joven hubiese soñado. Un detalle poco sabido es que un cohete LOW apuntaba al Palacio Cousiño (lugar de la recepción tras la ceremonia religiosa) para dispararlo en plena fiesta... pero cuando efectivos del GOPE llegaron al lugar, se dieron cuenta que era un cohete desactivado (aunque se ha afirmado de que estaba activado). La ceremonia contó con la presencia de conocida gente de televisión, y autoridades políticas del país, entre ellos el general Augusto Pinochet, varios ministros del gabinete, y los ex candidatos presidenciales de 1989 Hernán Büchi y Francisco Javier Errázuriz. El presidente electo, Patricio Aylwin, si bien estaba invitado, declinó asistir, ya que no quería verse inmiscuido en el mundo del espectáculo pocos días antes de asumir el mando de la nación. Luego del matrimonio, se fueron a vivir a EE.UU. y allá vivieron hasta que ella vuelve a Chile en 1995, y en el programa Venga Conmigo (23 de noviembre de 1995) debió asumir que su matrimonio se había acabado.

Años más tarde, el 26 de mayo de 2001, en la ciudad de Anillaco (La Rioja, Argentina) Cecilia Bolocco contrae matrimonio civil con el ex presidente argentino, Carlos Saúl Menem, en una ceremonia transmitida por TV tanto en Argentina como en Chile; fue harto menos fastuosa que la de 1990, ya que la recepción posterior a la ceremonia civil fue popular, con unas 6 mil personas, degustando un locro (plato típico argentino en base a porotos), en potes plásticos, lo que no le cayó muy bien a don Enzo Bolocco, padre de Cecilia... claro, comparado a la pantagruélica cena de la recepción de 1990, no hay mucho que comparar. Días después, empezaría el arresto domiciliario de Menem, por la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia en 1995, el cual duraría hasta noviembre de ese año. De ese matrimonio nació Máximo, único hijo de Cecilia Bolocco, y cuyo fin, tampoco fue el mejor.

En 1995 tenemos el de Claudia Conserva y Juan Carlos "Pollo" Valdivia, sin tanta fastuosidad se casaron (el matrimonio iba a ser en marzo de 1994, pero la muerte del papá de Claudia tras un ataque cardíaco, pospuso los planes), y estuvieron separados unos meses de 1999, se reconciliaron, volvieron, y en 2001 nace Renato, el primer hijo, y luego viene Matilda. En 2004 llegan a La Red, y hasta la fecha hacen su programa Pollo en Conserva. Al año siguiente, Consuelo Saavedra, entonces en Rock & Pop, se casó con Felipe Bianchi, no tuvieron hijos.

El 30 de mayo de 1998 encontramos uno de los más publicitados y excéntricos matrimonios de la farándula criolla: el del esteticista Gonzalo Cáceres con Sarita Vásquez; la ceremonia civil se hizo en casa de unos familiares de Sarita el 21 de marzo de 1998; la cual tuvo cobertura en los medios, pero la religiosa, efectuada en la Catedral Evangélica (culto que Sarita profesa), tuvo una gran cobertura de todos los medios de comunicación nacional. La llegada de los novios fue en limusinas, para lo cual se usaron dos pistas de la Alameda sólo para que llegaran los invitados al enlace, lo cual generó un gran taco, que, en lo personal, al volver de un viaje a Los Andes - Valle del Aconcagua y Viña del Mar- Valparaíso- estuvimos con el bus más de 1 hora metidos en el taco. Recuerdo haber visto arriba de un árbol frente al templo a varios curiosos tratando de ver algo, pero como estaba tapado de personas y vehículos, era poco lo que se podía ver. La torta de novios tenía 360 bolitas de oro, que las mujeres asistentes al evento, no se aguantaron y sacaron, tirando las cintas a las cuales estaban adosadas. El matrimonio en sí duró apenas 1 año y 2 meses, y terminó en acusaciones de magia negra de él hacia ella (calcetines en un vaso quebrado y una prenda interior con 3 cuchillos). Fin que se veía venir en todo caso.

El 27 de mayo de 2000 encontramos el enlace de Rafael Araneda y de Marcela Vacarezza. Ambos, pese a ser bastante conocidos, igual se las arreglaron para tener una ceremonia lo más íntima posible, se permitieron fotografías sólo afuera de la Iglesia y nada más, ya que las fotografías salieron días después en una revista de circulación nacional. De este matrimonio, que aun perdura hasta hoy, han nacido tres hijos.

El día 26 de diciembre de 2000 tenemos el matrimonio del tenista, ex número 1 del mundo, Marcelo Ríos (el mismo día de su cumpleaños 25) y de la adolescente Giuliana Sotella (de 17 en ese entonces), la cobertura de este matrimonio fue bastante considerable, todos los canales de televisión transmitiendo la previa, parte de la ceremonia, y la llegada de Marcelo Ríos en helicóptero a Chicureo, lugar de la recepción... fueron más que llamativos para la época. Y el otro detalle que llamó la atención fue que tanto el novio como su padre vestían el mismo smoking blanco, que después se lo cambiaron a uno color beige. La ceremonia fue realizada por el Padre Raúl Hasbún en la Iglesia del Colegio Las Ursulinas en Vitacura. Es el único matrimonio de los acá expuestos que no se ha hecho en sábado (fue en martes). Otro matrimonio que terminaría en separación, y que dejó a una hija, Constanza.

Días después, el 13 de enero de 2001, tenemos, el enlace de Fernando Solabarrrieta e Ivette Vergara, ellos, para evitar el asedio periodístico de casarse en Santiago, lo hicieron en Puerto Natales, tierra natal de Solabarrieta. Fue un matrimonio sencillo, pero que igual no dejó indiferente a a la comunidad de Puerto Natales, pese a la decisión de la pareja, los periodistas igual llegaron, y para que los equipos no perdieran el dinero gastado en los pasajes... la pareja hizo una sesión fotográfica en las afueras de la parroquia de la ciudad. El resto, todo quedó en la intimidad. El matrimonio ha tenido tres hijos, el mayor de ellos, Nicolás (nacido en agosto de 1996) incluso por años se dijo que era hijo de Sergio Kozak, primer marido de Ivette Vergara.

En 2002 (12 de enero), tenemos el enlace de Angélica Castro con Cristian de la Fuente. Muy en privado, en San José de Maipo, fue el matrimonio. Él, como reservista de la FACH, se casó con su uniforme institucional. Si bien no tuvo una gran cobertura, igual tuvo espacio en los medios. Y de esa unión, nace una sola hija, Florencia.

En 2005 (14 de enero) y el 2006 (15 de diciembre), tenemos dos matrimonios, cuyas ceremonias religiosas fueron transmitidas por TV en vivo. La de 2005 corresponde al enlace Marlen Olivari con Roberto Dueñas, y la de 2006, a la unión de Pamela Díaz con el futbolista Manuel Neira. Ambas relaciones terminaron en sendos fracasos, en el caso de Marlen Olivari, con lágrimas incluidas en la conferencia de prensa del jurado Internacional de Viña 2007. Y en el caso de Pamela Díaz, nacieron dos hijos.

Y la última boda mediática, fue la de Edmundo Varas con Françoise Perrot, mostrada el 8 de diciembre de 2010 en un especial de Cásate Conmigo (la verdad es que en lo personal, con la tragedia de la cárcel de San Miguel ocurrida ese día, no lo habría emitido). Es uno de los matrimonios mediáticos de más corta duración, apenas 45 días, luego de los cuales han habido varios escándalos, a los cuales me referiré en una próxima columna dedicada a Edmundo Varas, actualizando la que escribí en el mes de diciembre.

Estos son algunos de los matrimonios mediáticos de nuestra TV, ha habido de todo, pero el denominador común en más de la mitad de ellos ha sido el fracaso. Con eso puedo afirmar que es cierto aquello que no todo lo que brilla en la farándula es oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.