Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

06 agosto 2011

"Si se la Puede Gana": A 13 años de su partida.

Bajo la Mirada de Miguel 

El jueves 6 de agosto de 1998, coincidiendo con la llegada de Rodrigo Jordán a la llegada de la dirección ejecutiva de Canal 13 (tema al cual me referí en una anterior columna), sale al aire, Si se la Puede Gana, un programa en el cual, 4 familias cada semana, debían hacer una prueba con los más diversos elementos caseros como vasos, cucharas, frascos, cojines, bolitas, botellas, pelotas, entre muchos otros objetos. El programa en un comienzo se estructuró con un conductor central, Don Raúl Matas, y cuatro "reporteros familiares", quienes apadrinaban a las familias: Javiera Contador, Karla Constant, Fernando Alarcón y Patricio Oñate, quienes visitaban el hogar de cuatro familias (una por cada panelista) a plantearles un desafío que creaba un piloto de prueba, como el Mago Oli (Gerardo Parra), Enrique González, los hermanos Gonzalo y Javiera Bustos, Juan Marín, entre los que recuerdo en este instante.


La prueba planteada (una por cada familia), debía ser ensayada durante tres días en casa (en las siguientes temporadas se aumentó a una semana la práctica en casa) antes de ir al estudio, para lo cual era condición llevar la prueba lograda en casa.

La prueba final era hacer el desafío planteado en el estudio y si se lograba en el tiempo establecido (no todas las pruebas llevaban tiempo) la familia se llevaba los premios, que iban desde electrodomésticos como cocina, lavadora, equipos de música, televisor, juguera, bicicleta, hasta el premio mayor que era un AUTOMÓVIL CERO KILÓMETRO. La verdad es que el nivel de complejidad de las pruebas era para recompensarlas con un automóvil o una casa totalmente amoblada, pero si se hubieran inclinado por este último premio, las familias habrían tenido que competir entre sí por ganarse la casa, y un sello distintivo del programa fue no hacer competir a las familias entre sí, excepto el repechaje, que era el capítulo final de cada temporada. Y era característico el primer año cuando el panelista, si la familia ganaba, llegaba con el automóvil al escenario central del programa, para entregárselo simbólicamente a la familia, ya que la entrega oficial de los autos era una semana después y se entregaban inscritos y con patente.


En 1999, aparte de cambiarse el programa a los viernes, la mecánica del programa sufre algunos cambios, ya que con la salida de Don Raúl Matas, no se le reemplazó, y los cuatro reporteros familiares quedaron además como conductores del espacio. Y además del cambio escenográfico, en donde tenían los premios como televisores y videograbadores en un lado del asiento donde esperaba la familia del concursante, tras un panel corredizo estaba el automóvil cero kilómetro, que quedó como premio único para las familias ganadoras a partir de ese año, también se incorporaron pruebas pequeñas, para el público presente en el estudio.



Los modelos de automóviles que se regalaban cada año en Si se la Puede Gana eran los siguientes:

  • 1998: Ford Fiesta.
  • 1999: Kia Río. 
  • 2000: Chevrolet Corsa 4 puertas.
  • 2001: Chevrolet Corsa 2 puertas.
  • 2002: Renault Clío. 
  • 2003: Suzuki Maruti, marca esta última que además, actuó como auspiciadora del espacio ese año. 


Un sello de este programa, es que la familia acompañaba a la persona que hacía la prueba en el escenario del programa, a diferencia de lo que pasaba en Sábados Gigantes, donde la familia estaba en el público y salía de ahí a abrazar al ganador, esto último se dio un tiempo el año 2000, pero la verdad es que salía cualquiera del público a abrazar al ganador, y al parecer, se robaban implementos de las pruebas. Y otro sello es que aparte de los panelistas, nadie más salía en cámara, no existieron jamás las modelos porque además, el esquema del programa, a diferencia de los años mozos de Sábados Gigantes en Chile, no era para publicidad integrada, sólo se hizo en 2002 con Supermercados Lider y en 2003, además, con Suzuki Maruti, los autos que se regalaban.



En Si se la Puede Gana participaron 269 familias en los 6 años que duró al aire el espacio, regalándose aproximadamente 185 automóviles (no sé la cifra exacta) y más los premios que se regalaban el primer año, y los televisores a color, que eran el premio de consuelo para quienes no lograban las pruebas.

La otras bajas el programa las sufre en 2003, cuando se fueron Fernando Alarcón y el director Felipe Pavez, y quedan sólo los otros tres panelistas ya nombrados (Eric Heinsohn, director asistente, queda como director general), fue una temporada que se caracterizó por un desgaste del esquema y sintonías más bajas que años anteriores, lo que incidió fuertemente en el fin del programa, el cual se emitió el 2 de enero de 2004.

Esta es una condensada historia de un programa que marcó un hito en la TV chilena, si bien siempre cultivó un bajo perfil, pero que pertenece a la TV que uno quiere volver a ver.

1 comentario:

  1. ese programa era muy bueno... deberia volver o repetirlo desde el primer capitulo en algun horario

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.