Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

26 noviembre 2011

Teletón, Historia de una campaña imposible.
Parte II: Las primeras cinco Teletones

En la anterior columna me animé contándoles acerca de los orígenes de la Teletón con la creación de la Sociedad Pro Ayuda al Niño Lisiado y otros detalles que fueron los pilares de la Primera Teletón. Ahora, me refieriré a la primera cruzada y a las cuatro que le siguieron, ya que cono sabemos, las Teletones originalmente eran solo cinco.

bajo la pluma de Miguel.

En la precedente columna se dijo que la Teletón era un proyecto anhelado de Mario Kreutzberger, Don Francisco, para retribuir al público su éxito televisivo con el programa Sábados Gigantes en Canal 13 (el cual ya llevaba 16 años al aire). Es por eso que, en 1978, Don Francisco logró unir a todas las emisoras de radio y canales de televisión, con el fin de hacer una maratón de 27 horas ininterrumpidas, uniendo a todos los animadores, periodistas y artistas. Al mismo tiempo, decide buscar auspiciadores que apoyen este proyecto.

La primera Teletón estaba destinada a hacerse los días viernes 1 y sábado 2 de diciembre, pero por problemas de programación (Canal 13 y Televisión Nacional de Chile transmitían en la misma fecha el VII Festival de la OTI), se eligió realizarse el fin de semana siguiente (8 y 9 de diciembre de 1978). La meta de recaudación era de 1.000.000 de dólares ($ 33.790.000), los cuales, al momento de superarse, serían destinados a restaurar el edificio de rehabilitación para niños minusválidos de la calle Huérfanos.

El lema de aquella versión fue "Logremos el milagro". La niña símbolo fue Jane Hermosilla, aunque el rostro más fuerte de esta campaña fue la joven Silvia Ceballos, quien relató la forma en que superó el grave accidente automovilístico que sufrió el 18 de julio de 1973 y que la dejó en silla de ruedas. Falleció en septiembre de 2006, a causa de un infarto.

Costó un poco llegar a la meta, pero al anochecer, en el bloque final, un cómputo impresionó a los chilenos: $ 35.135.988. Con ello la meta se daba por superada, aunque más tarde la cifra más que se duplicó, alcanzando los $ 84.361.838. Este evento fue el inicio de estas maratones en Chile.

Julio Martínez, al inicio de esa Primera Teletón, pronunció el siguiente discurso, el cual quedó grabado en la memoria de los chilenos:

Buenas noches Chile. Muchas gracias Chile. Aunque ustedes no lo crean, estoy emocionado, soy muy sensible y tal vez por eso ustedes me interpretan y me quieren como yo los quiero a ustedes. Me emociona... me emociona profundamente cuando un país se une, y me entristece profundamente cuando un país se desune, aquí ha quedado demostrado lo que es ser chileno, y lo que es ser extranjero que ha hecho de Chile su segunda patria.
Aquí ha quedado demostrado lo que es el poder de la televisión, y aquí trabajan muchos, claro, la cabeza es este gordo maravilloso que me presentó (‘Don Francisco’) pero detrás de él, detrás de él hay un equipo muy grande, hay mucha gente, hay luminarias, hay figuras, hay gente anónima... y detrás de esto está Chile, este Chile tan pequeño, tan aislado, tan en el fondo del mundo, pero que mientras más apretado se ve... no sé, mejor reacciona y con los puños un poco apretados dice: “aquí estamos presentes”
Me emocionó la crónica de Hernán Olguín desde Estados Unidos, eso queremos hacer acá... Yo me siento tan chileno... tremendamente Chileno... La verdad es que hay una película que se vio hace mucho tiempo y se llamaba Si todos los hombres del mundo; pasaban mares, pasaban continentes, pasaban países, atravesaban fronteras, distintos regímenes, no importaban las ideas, los credos, y empezaron a unirse para comprar un remedio, y al final el remedio llegó, y al final se salvó un enfermo que estaba en una barca, y una barca que estaba en una costa cualquiera, no importaba el litoral, lo que importaba era el hecho y yo diría que en este momento nosotros, nueve o diez millones de chilenos estamos empeñados en algo parecido, no es un remedio, un bálsamo; un estímulo que es un hospital.
Yo soy un enamorado de la noche, siempre lo fui, me gusta el Sol, pero quiero más la luna acaso porque es mujer... y de nocheChile está diciendo presente; de noche cuando supuestamente Chile duerme, resulta que está diciendo presente, hay bancos abiertos, hay teléfonos que funcionan, hay niños que están de pie, hay matrimonios que dicen: “Demos lo que no tenemos”.Chile siempre confía en su destino. ¿Saben ustedes por qué? Porque el gran valor de este país, es su gente. El gran valor, la gran riqueza y el gran tesoro de este país, es su gente y su gente somos todos nosotros...
Yo confío que mañana antes del medio día de mañana, y en eso voy a prolongar el llamado del ‘Pollo’ Fuentes (José Alfredo); él es Fuentes, yo soy Martínez; no podemos negar la raíz que llevamos; de manera que me ha picado el amor propio también. Yo algo soy en la Colonia Española, nunca he negado mi ancestro, me siento orgulloso de la sangre que llevo; de manera que mañana antes del mediodía yo creo que la Colonia Española (por eso va puntero en la liguilla) tendrán que ponerse como tienen que ponerse... Ya lo sabe la Colonia Española, ellos me han pedido muchas veces favores a mí, yo se los hago como un hijo que responde a un padre o a una madre. Esta noche yo como ciudadano chileno, le pido a la Colonia Española como Julio Martínez Prádanos nacido en Temuco hijo de españoles les pido que mañana antes de mediodía tienen que brindar el aporte que Chile espera de ellos, que han hecho su segunda patria y aquí han construido sus tumbas para quedar para siempre...
Les agradezco infinitamente la paciencia, la comprensión, la simpatía que me han dispensado a través de 33 años de carrera; no estoy cansado, parece que estuviera empezando, no me voy a apartar jamás de este amigo (micrófono) que es el mejor amigo que he tenido en mi vida, además no responde, es ideal: escucha en silencio. De manera que frente a este amigo que sabe cuando yo hablo con el corazón, es que les digo que pueden sentirse felices todos los que estan colaborando de una manera u otra. Estamos contribuyendo a que los niños enfermos puedan sonreír. ¿Saben ustedes que es lo que hay en cada niño que sonríe? “Un canto a la vida, un canto a la dicha, y un canto al amor”. Muchas Gracias.

Julio Martínez Prádanos




Se dice que prácticamente todo Chile lloró con este discurso, y con la meta superada en casi el triple de lo recaudado, la verdad es que la organización de la campaña no tenía un plan de acción para ese dinero, por lo cual, y aprovechando un terreno obsequiado a la Sociedad hacía poco tiempo por el Gobierno, Don Francisco propuso no restaurar el edificio de la calle Huérfanos, sino construir uno nuevo, y así se hizo y se proyectaron otros tres centros más en las ciudades de Antofagasta, Valparaíso y Concepción (las tres ciudades más grandes de Chile en ese momento, aparte de Santiago).

Y como anécdota, el tradicional tablero ubicado en el centro del escenario era con números pintados a mano y durante el programa dos modelos iban dando vuelta a los números hasta armar la cifra reunida hasta el momento. Para la recta final, los números giraban por sí solos gracias a que habían personas manejando el tablero pero detrás del escenario. Otra versión, comentada por Ximena Casarejos (Directora Ejecutiva de la Teletón) en el programa ExpedienTV de TVN (25 de enero de 2005), señala que cuando se daba un cómputo, las mujeres que participaban de la campaña, daban vuelta las roldanas con los números.

El 30 de noviembre y 1 de diciembre de 1979 se realiza la Segunda Teletón, con el lema: "Repitamos lo Increíble". Ya con un tablero electrónico, y superado el impacto de la primera vez, a las 21:35 se superó la meta con el computo de $85.427.324, y al concluir las 27 horas, el total recaudado fue de: $138.728.450. La niña símbolo fue Valeria Arias. El dinero recaudado serviría para construir los otros centros proyectados, aparte de terminar el de Santiago, el cual se abriría en julio de 1980.

La Tercera Teletón, que tuvo por slogan: "De Pie a la Esperanza", se hizo los días 5 y 6 de diciembre de 1980. El niño símbolo fue José Morales, quien falleció el 8 de noviembre de 2010 producto de su progresivo deterioro neuromuscular, siendo hasta ahora el único niño símbolo de Teletón que ha muerto. La Teletón ya era una realidad de esperanza, que desde su comienzo contribuyó a unir cada vez más el país, de una forma nunca antes vista. Y esa es una meta implícita que, al fragor del régimen militar que vivía el país en esos años, la Teletón nunca se la propuso ni la pensó. Y siempre la Teletón, aunque sea por 27 horas, une a todo Chile. La recaudación final alcanzaría los $176.420.628.

La Cuarta Teletón (11 y 12 de diciembre de 1981) tuvo por lema "Juntos Todo es Posible". Esta versión se caracterizó por la cantidad de artistas que apoyaron esta causa, entre ellos vino Julio Iglesias, por invitación de su amigo César Antonio Santis. También estuvo Pablo Abraira, Maripepa Nieto, Julio Bernardo Euson, aparte de los artistas nacionales que colaboran siempre con su presencia. La niña símbolo fue Ana María Cortés y lo recaudado fue de $202.436.220. La Teletón ya pasaba a ser parte importante de la Historia de Chile.


Y la Quinta Teletón, que tuvo por lema: "El Último Paso, el más Importante", se llevó a cabo entre el 10 y 11 de diciembre de 1982. El lema se explica porque ésta era supuestamente la última Teletón, más adelante me referiré a eso. El niño símbolo era Francisco Muñoz. El escritor Enrique Lafourcade protagonizó una polémica por críticas al evento. Un hijo de Lafourcade, en 1995, sufriría un accidente automovilístico, y la Teletón le ofreció ayuda de manera privada, la cual el escritor aceptó, y las críticas iniciales se transformaron en elogios a la institución, según se pudo ver en una edición del programa Cuéntame de TVN exhibida en junio de 1997.

Volviendo a la Quinta Teletón, Don Francisco, al final, pronunció el siguiente mensaje:

"Hoy nos hemos dado a nosotros un ejemplo, y lo hemos hecho con esfuerzo...porque este es el año más difícil. Y a pesar de ello, hemos obtenido un triunfo que nadie de nosotros creyó, porque la verdadera última cifra es $263.402.022".

Tras la despedida final, Don Francisco se emocionó hasta las lágrimas abrazando al niño símbolo de ese año.

Al año siguiente se exhibió un programa de resumen llamado "Gracias Chile" por lo recaudado en las cinco campañas efectuadas hasta ese instante, momento en el cual los organizadores se dan cuenta que la Teletón era imposible detenerla por la constante demanda de más atenciones y el dinero recaudado no alcanzaba para más allá de 1986, por lo cual los organizadores empiezan a preparar el regreso, pero haberlo hecho en 1984, al fragor del descontento político social que vivía el país, habría sido inadecuado por así decirlo. Sólo en 1985, cuando el país empezó a vivir los primeros indicios de recuperación económica tras la brutal crisis de 1982 y el ambiente social estuvo algo más calmado, se retomó la Teletón, pero eso lo ahondaré cuando en la columna venidera me refiera a los aspectos más relevantes de las siguientes 18 campañas, es decir, de 1985 a 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.