Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

20 febrero 2012

Festival de Viña del Mar: Desmenuzando la Gala 2012

La gala del LIII Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar 2012 (emitida anoche domingo 19 de febrero por Chilevisión) nos permite, por así decirlo, decir quienes estuvieron bien vestidos (as) y mal vestidos (as). Pero haré algunas generalidades:

Los hombres en general aparecieron en su mayoría, con ternos oscuros, pero con el detalle de los pantalones estilo pitillo, lo cual, a juicio muy personal, se ven bastante mal, no importando si quien los luce tenga el cuerpo para lucirlos o no. Y las corbatas delgadas en su mayoría, se veían bastante mal. Italo Passalacqua fue una de las excepciones al aparecer con un terno oscuro, pero más clásico, como es su estilo. Pero debo hacer notar que Karol Dance y Rodrigo Gallina, de Yingo, se esforzaron este año, y llegaron con terno y zapatos a la gala, muy distinto a lo visto en 2011, donde llegaron vestidos casi como payasos, con trajes blancos y zapatillas. Es que no puedes ir a una gala con zapatillas, por muy que no sea de tu agrado usar zapatos de vestir. Y el diseñador Ricardo Oyarzún, francamente ridículo, con su terno rosado, con flores estampadas en la chaqueta, se veía horrible, atroz. Rafael Araneda, deslumbró entre los hombres,


Carolina Mestrovic, la revelación de la gala Viña 2012.

Carolina Mestrovic aparece, según el diseñador Miguel Ángel Guzmán, como una de las mejores vestidas de la gala, sobre todo porque "uno espera que una niña como ella llegue con un vestido reloaded de bataclana y no, francamente aparece como esta suerte de Charlotte Casiraghi con un vestido precioso, de muy buenas líneas, muy fino y con el maquillaje adecuado". El restante análisis lo transcribí del portal de Glamorama, ya que refleja muy bien lo que pienso acerca de la Gala del Festival:

La tela estilo "tapiz de sillón" llegó a la gala del Festival desde el tono cobre de Marcela Vacarezza hasta el verde musgo de Eva Gómez. La tipo "cortina de baño" la usó "Kenita" Larraín para su traje de Millaray Palma. Los tajos hasta más arriba de lo aconsejado y con escote a la italiana los mostraron "La Jueza" Carmen Gloria Arroyo, Marlen Olivari y Nydian Fabregat, que dejó ver la tanga.




El rojo furioso lo usó Pamela Díaz con su modelo comprado por catálogo en Escrúpulos, de Patronato. El vestido para matrimonio estilo boutique de mall los usó la esposa de futbolista Daniela Aránguiz. Y el postizo medio enmarañado y oxigenado de Adriana Barrientos se destacó entre el look langueteado y con cola para el lado de la actriz Bárbara Ruiz-Tagle y la melena recortada de la actriz María Luisa Mayol, "La Malú" del programa Intrusos.


Francisca García-Huidobro con un nudo de trenzas, o algo parecido pegoteada en la cabeza sacó una pollera de Cenicienta, o Blanca Nieves, como la princesa de Chilevisión y "La Tía Coty" Reginato y "La Tía Sonia" Fried hicieron lo suyo con esos peinados vaporosos, esos tops brillantes combinados con negro de la sociedad viñamarina. La Tía Sonia apareció entre las más criticadas, ya que el vestido le dejaba entrever varios kilitos de más.


A Savka Pollak le faltó tela para la segunda manga de su vestido. A Francisca Merino le faltó cara para la sonrisa por saber que ese Paulo Méndez sin espalda y escote tipo "overall" que le quedaba 100 veces mejor que el traje Rubén Campos del año pasado. A Jordi Castell -flaco-flaco-flaco- le faltaba tiempo para pelar a las convidadas a la alfombra roja kilométrica aunque de repente mucho, muy larga. La madre de Eva Gómez aparecía con todo el garbo de su España natal y unas niñas que leen el tiempo caminaban como una trillizas que no salen a la calle sin atuendos similares. Estas últimas, fueron de las más criticadas, ya que una lucía un vestido tejido a crochet y otra parecía camisa de dormir.


La modelo chilena Carolina Parsons mostraba que, aparte de facha para las pasarelas de Nueva York -aunque un poquito pasada en edad para tales menesteres-, tiene presupuesto para comprarse un Dolce & Gabbana bien escogido que le calzaba como guante y Carolina Mestrovic se convertía en la revelación con una pieza melocotón que podría haber usado Jessica Biehl, Jennifer Aniston o cualquiera de la vampiresas, como hollywoodenses en esas galas de verdad. Aunque Tanza Varela un conjunto de trozos de tela pegados, a lo patchwork, quedaba en la lista de perdedoras.


Catalina Pulido otra vez paseaba esa figura suya de sushi y yoga y esas facciones de heroína romántica del Renacimiento con un Alexander McQueen que ella hacía flotar sobre la alfombra roja (o red carpet que se le ha dado por llamarle). Aunque la trenza a un lado, tendencia que impuso la revista Vogue, parecía un poco tiesa, algo chamuscada.


Dayane Mello imponía su look de amazona del brazo de su novio, Nicolás Massú. Katty Kowaleczko desfilaba con un top de cobre a lo Yves Saint Laurent, diseñado por el chileno Miguel Angel Guzmán y Claudia Di Girolamo estuvo entre las peor vestidas y producidas: diseño como sacado de las utilerías de La Doña, collar de perlas de doble triple vuelta, desmasidad perla, más accesorios y una cola de caballo que no le hacía justicia. Sólo comparable a la pieza estilo massai que "Kenita" Larraín se echó al cuello para pasear entre pifias e insultos, también de lo más criticado de la noche.

Con todo lo que he dicho mis amigos, puedo decir que mientras haya Festival de Viña, tenemos pelambres y análisis para rato.

@MiguelGutirrez2

1 comentario:

  1. Encuentro pésimo que ese diseñador hubiese estado en la conducción, no se podía opinar acerca de sus vestidos, que por lo demás eran horribles. Todos los trajes de hombres fomes, todos iguales, uniformados. Carolina Mestrovic y Carolina Parsons las mejores, aunque estoy segura que si hubiese estado Tonka sería la mejor.

    Ale

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.