Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

18 febrero 2012

Humoristas con trayectoria del Festival de Viña del Mar: Coco Legrand


Si en mi anterior columna me referí a los fracasos en el humor (la mayoría de ellos han redundado en encomiables y recordados abucheos) hoy hablaré de un humorista en particular, que en sus 7 actuaciones en Viña del Mar ha sido un rotundo éxito. Me refiero a Alejandro González Legrand, más conocido como Coco Legrand.



Ya desde fines de los 60 que el humor en Viña no se limitaba a contar chistes, sino que a presentar elaboradas rutinas humorísticas. Jorge Romero "Firulete" fue e pionero en la presentación de elaboradas rutinas. Coco Legrand siempre se ha caracterizado por presentar principalmente monólogos que muestran experiencias cotidianas que permiten revisar los rasgos psicológicos más típicos de la sociedad, satirizándolos y redescubriendo de este modo el perfil del ciudadano chileno promedio. En coherencia con ello, los tópicos que abordan los libretos corresponden a problemas familiares, laborales y sexuales, entre otros de contingencia. A la vez que presenta diversas situaciones, gestos, posturas y frases típicas van denunciando actitudes y rescatando la dignidad del pueblo chileno frente a ellas.

El debut de Coco en Viña del Mar fue en 1972, en una época de mucha polarización política en el país. Coco Legrand, entonces de 24 años, da sus primeros pasos con el Lolo Palanca, uno de sus principales personajes. A dueto con Maitén Montenegro se presenta en 1975 y vuelve a ese escenario en 1977, todas actuaciones de mucho éxito y nunca repitiendo las rutinas.

En 1979 debuta en el espacio "Lunes Gala" de Canal 13 el Cuesco Cabrera, otro de sus recordados personajes (era el ejecutivo joven que usaba nuevos términos económicos y marcas europeas, en boga en esos años de la "plata dulce" y del dólar a $39) y con este personaje se presenta en el Festival de la Canción de Viña del Mar en 1980. Actuó la noche de clausura de ese año, correspondiente al lunes 11 de febrero. Y debido a que el show del artista fue abruptamente cortado por TVN para dar paso a la actuación de Neil Sedaka a tiempo para cumplir los compromisos de transmisión satelital (para la televisión canadiense, que había comprado los derechos de transmisión en vivo del show de Sedaka). Y mientras el público pedía el regreso del humorista al escenario, con pifias ensordecedoras a Neil Sedaka, Coco Legrand estaba retenido por Carabineros de Chile, en medio de los forcejeos y hasta golpes entre la fuerza pública, los productores de la estación y los periodistas que trataban de entrevistarlo. Coco Legrand juró en esa oportunidad, que nunca más volvería al Festival de Viña del Mar.


Festival de Viña del Mar 2000

Este juramento duró 20 años. En diciembre de 1999, Gonzalo Bertrán convence al humorista de volver al escenario de la Quinta Vergara para el certamen del año 2000 (el primero de Canal 13, canal en el que Coco Legrand participaba por ese entonces en Maravillozoo como panelista y en otros programas en calidad de invitado). Ovacionado por el público, vuelve la noche del 20 de febrero de 2000, quinta noche del certamen ese año. Coco Legrand contó gran parte de las rutinas de su café concert "Al Diablo Con Todo", de 1996, excepto la historia de la operación de varicocele, que era parte del café concert "Qué se teje", de 1994. El público, durante su actuación guardó un religioso silencio, interrumpido sólo por las carcajadas del respetable, el cual lo premió con Gaviota de Plata (no había gaviotas de plata para la competencia ese año) y la Gaviota de Oro (el premio de la competencia). Y fue la reconciliación definitiva con Antonio Vodanovic, con quien estaban algo distanciados desde el episodio de 1980. Legrand había estado en algunos programas de Vodanovic como Bingo Show (1983) y en algunos estelares como Siempre Lunes. "El amor es más fuerte", diría Cecilia Bolocco al ver el abrazo efusivo de Antonio Vodanovic y Coco Legrand. Y había dicho que ese Festival de 2000 era el inicio del retiro de los escenarios masivos, pero....

Festival de Viña del Mar 2006

En 2006 Coco Legrand vuelve a Viña del Mar, con el éxito de siempre, en donde recibe por primera vez la Antorcha de Plata, la Antorcha de Oro, y la Gaviota de Plata, y los mismos galardones se llevaría en 2010, año en el cual le tocó ni más ni menos, abrir los fuegos la primera noche del inconcluso Festival del Bicentenario. Y Coco Legrand nunca ha repetido las rutinas, cosa muy difícil de lograr, siempre ha sabido innovar. Y eso cuesta mucho conseguirlo.

Una columna dedicada a un gran humorista, más que humorista, comediante, que sabe hacer siempre reir con ganas, fijándose en la idiosincrasia de los chilenos y adecuándose a los tiempos. Ojalá tengamos al gran Coco Legrand por mucho tiempo más.


bajo la pluma de Miguel
@MiguelGutirrez2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.