Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

19 febrero 2012

Humoristas con trayectoria del Festival de Viña del Mar: Álvaro Salas

Ya me he referido a Coco Legrand en mi anterior columna. Ahora me referiré a otro comediante, que es Álvaro Salas Carvajal, o Alvarito Salas, como le puso José Alfredo Fuentes cuando el humorista era jurado estable de Éxito, en Canal 13, de 1986 a 1990.



Alvaro Salas, (nacido en Valparaíso el 27 de diciembre de 1952) era estudiante de música en la Universidad Católica de Valparaíso, cuando en 1975 se unió a unos amigos para formar el grupo humorístico "Pujillay", que tenía como objetivo inicial ayudar a sus padres en el pago del arancel de sus carreras. Con Pujillay estuvo 3 veces en el Festival de Viña del Mar: en 1982 fueron muy criticados, por cultivar un humor fácil y a veces rayando en lo chabacano. Esas críticas fueron apaciguadas en 1985 ya que la rutina se notó mucho más elaborada y sin caer en cosas de doble sentido (impensadas en la televisión de esa época). Fueron dos presentaciones disímiles en cuanto a crítica, ya que los elogios fueron la tónica en 1985.

En 1990 los Pujillay, con Álvaro Salas aun a la cabeza, fueron literalmente ovacioandos, ya que la noche anterior, los abucheos a Sergio Feito habían sido la tónica (ver más en la columna que escribí acerca de los fracasos en el humor) pero... los Pujillay supieron hacer la tarea y hacer reir con ganas al monstruo, especialmente cuando interpretaron la Lambada con letras alusivas a lo sucedido en el Maracaná el 3 de septiembre de 1989. El aplausómetro de ese año, dijo, Antorcha de Plata para los Pujillay.

Al año siguiente, Alvaro Salas deja los Pujillay, pero sólo iría de solista en 2000, cuando el Festival llega a Canal 13 (Álvaro Salas casi no iba a otros canales que no fueran el 13) con lo que él denominó "sandías caladas", es decir, chistes que había probado en diversos espacios de la otrora estación católica. Dato es que a partir de 1992, Salas siguió su carrera como humorista de forma "solista" como señalamos antes, participando en varios programas de televisión y estelares, siendo parte de los programas Una Vez Más, con Raúl Matas y Video Loco, ambos de Canal 13. Esto catapultaría su carrera como presentador de televisión, animando programas como Viva el Lunes, El Lunes sin Falta, La Movida del Festival y Vértigo, todos en el canal católico. Y las sandías caladas resultaron y se llevó la Gaviota de Plata en Viña 2000, con una gran ovación del público.

Volvió a Viña en 2007, año en el que se reunió con "Pujillay", donde realizaron una rutina de imitaciones a varios artistas chilenos, tocando el tema del Transantiago, plan de transportes capitalino que recién había debutado dos semanas antes. Y además adaptaron letras de conocidas canciones, tocando tópicos de la actualidad nacional, puntualmente temas faranduleros. Y el resultado fue el esperado, éxito rotundo, llevándose las dos antorchas y la Gaviota de Plata.

Y es así como Álvaro Salas ha logrado el éxito en Viña del Mar, sabiendo hacer reír con ganas. Y creo, que irá más veces a hacernos reír a la Quinta y como siempre, nos hará reír con ganas.


bajo la pluma de Miguel
@MiguelGutirrez2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.