Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

24 marzo 2012

El Festival de la Una: Un programa de culto

Si en mi anterior columna le rendí un homenaje a Don Enrique Maluenda, hoy me quiero referir a su programa estrella en la televisión chilena, cual fue El Festival de la Una, programa que entre 1979 y el inicio de 1988, nos acompañaba a la hora de almuerzo.

El programa parte el lunes 23 de abril de 1979 a las 13 hrs., y de inmediato, tuvo el efecto de que el pueblo se sentía interpretado en un programa de televisión. En ExpedienTV (emitido el 4 de enero de 2005), la periodista de espectáculos de El Mercurio, Ana Josefa Silva, recordaba que "para nosotros, El Festival de la Una era casi inexistente, porque era un programa dirigido muy al pueblo, lo cual se apartaba de quienes compraban El Mercurio". Dato es que en 1980 el programa se alarga de 12.30 a 14 hrs. y en 1982 se alarga de 12 a 14 hrs.

En verdad, el programa estaba dirigido especialmente a las clases populares, a las dueñas de casa y a la tercera edad; no en vano Don Enrique Maluenda era llamado "El Rey de las Abuelitas" o "El Nieto de Chile". El cariño que Don Enrique sentía por las abuelitas se explica porque él fue criado por su abuela paterna y su padre (su madre falleció cuando el animador contaba con 11 meses de vida, producto de una enfermedad respiratoria mal cuidada), mayores detalles consultarlos en la columna de homenaje a Don Enrique Maluenda.

Las escenografías del programa, daba la impresión que, pese a que era un programa del mediodía, uno estaba en un estelar de esos años en la TV. En efecto, el escenógrafo de TVN, Pedro Miranda, las diseñaba, y él además hacía las escenografías de los programas de Antonio Vodanovic y del Festival de la Canción de Viña del Mar.

 

El programa tuvo gran popularidad por sus invitados famosos y numerosas secciones, entre las que se contaba Afírmese usted compadre,Yo Soy..., y Su sueño por un día, siendo algunas secciones más tarde adaptadas para otros programas como ¿Cuánto vale el show? y Sábados Gigantes. Afírmese Usted Compadre era una suerte de buscatalentos, donde la mayoría de los concursantes se caracterizaban por no ser muy afinados que digamos. De hecho, Tita Colodro, productora general del espacio, recordaba en ExpedienTV (4 de enero de 2005): "Si pones a todos los afinados, es una lata, no dura dos capítulos. Por eso se ponía uno bueno... y hartos malos". Su Sueño por un Día era otro clásico, claro que esta sección parte en 1984, donde, a una persona, le cumplían un sueño. Al respecto, recuerdo uno, de un niño que quería tocar batería (fue en la temporada 1985), cumplió su sueño tocando la batería con la orquesta de Horacio Saavedra, y de regalo se llevó una batería a su medida, lo cual hizo al niño estallar en un llanto de alegría, y además se llevó un órgano Bontempi, de esos mismos que regalaban de premios en los concursos del programa.

Recordados en el programa eran sus segmentos de humor liderados por el ya fallecido Mino Valdés y su clan (entre ellos su esposa Mónica Val, Chicho Azúa, Daniel Vilches, Tatiana Merino y Ernesto Ruíz "el Tufo", aparte de los ya fallecidos Eduardo Thompson y Gilberto Guzmán). También Helvecia Viera y Eduardo Aránguiz como "Los Morisquetos" fueron parte del programa, y Willy Benítez con Palito Show, conformaron el elenco estable del programa. Como dato, Willy Benítez no estuvo en 1983 ya que fue despedido por los hechos acaecidos la última noche del Festival de Viña de ese año, donde el cómico subió al escenario caracterizado como "El Tarro", en protesta por la ausencia de humoristas en la Quinta Vergara ese 1983.

El Festival de la Una fue siempre una vitrina para los artistas nacionales, los cuales desfilaban en cada capítulo de este programa del mediodía. Cantantes clásicos, y los más jóvenes, eran frecuentes invitados al programa de Don Enrique. También hubo artistas extranjeros, como un adolescente (y accesible en esos años) Luis Miguel, que vino en 1986 al espacio,

Entre los auspiciadores que tenía el Festival de la Una se cuentan, entre otros, la extinta "Sabrosalsa Deyco" (actualmente en manos de Malloa), cuyo eslogan rezaba "Si hasta solita es rica", la cual era probada a cucharadas por el animador, directamente del tarro sujetado por la modelo, también estaba Guitarras "Tizona", que eran comúnmente entregadas como galardón a los participantes, además de "Poncho Lindo", los órganos"Bontempi", betún "Virginia", ollas "Marmicoc", los calefont "Splendid", jardineras "Rocatec" y la "Chancaca Deliciosa" (Don Enrique solía regalar a su público paquetes de este producto, ante el delirio de la gente que solía disputarse este valioso producto). También se cuentan los jeans Cheldiz, Pierre Bornel, los cosméticos Antonella, la crema dental Stickland (hoy desaparecida), y muchos otros que sería largo de mencionar.

Las grabaciones del espacio se realizaban en Chilefilms en un solo día lunes, a pesar de que sus emisiones daban la impresión de que el programa era transmitido en vivo. Pero, el Festival de la Una sí tuvo emisiones en vivo y me quiero detener en dos de ellas, ya que El Festival de la Una fue un programa que estuvo en momentos difíciles que nuestro país debió vivir:

El 13 de julio de 1984 se hizo un programa especial de solidaridad, en ayuda de los damnificados por los fuertes temporales que azotaron a la Zona Central del país en esa época (y que sepultó el Complejo Fronterizo Los Libertadores producto de los aludes). Fue una maratón de solidaridad que partió a las 12.00 hrs. de ese viernes y terminó pasadas las 00.00 hrs. desde el Teatro Caupolicán. Evidentemente, la campaña se vio interrumpida por las dos emisiones de los noticieros, tanto por la Edición Uno (24 Horas al Día), como por 60 Minutos (24 Horas Central). La campaña no sólo involucró al espacio del mediodía, sino que a todo TVN. Sábados Gigantes en Canal 13 hizo lo mismo al día siguiente.

Y en junio de 1986 hubo una maratón de solidaridad por lo mismo de 1984, ayudando a los damnificados por los temporales que la semana del 16 al 20 de junio azotaron la Zona Central de nuestro país, donde, al igual que dos años antes, y en medio del Mundial de México de ese año, TVN entero se movilizó encabezados por Enrique Maluenda, para ir en ayuda de quienes lo perdieron todo.

La dirección orquestal estuvo siempre a cargo de Horacio Saavedra, y el coro sólo se agregaría a partir de la temporada 1983. Y se contaba con un cuerpo de baile estable a cargo de Hugo Urrutia, el cual se llamaba Huganzas, el cual nos deleitaba, al menos, con una coreografía por programa.

Las razones del fin del espacio aun no están del todo claras, pero se cree que incidió fuertemente la baja en la sintonía que venían experimentando desde 1986 cuando "Éxito" de Canal 13 con José Alfredo Fuentes, empezó a conquistar la audiencia a esa hora. También se cree que, el cambio en la dirección ejecutiva, cuando, con la llegada de Carlos Krumm se introdujeron cambios de fondo en el Canal de Chile, especialmente en el bloque del mediodía, prensa y la creación de nuevos programas que ya hemos mencionado en columnas anteriores. Y así se llega al fin de este clásico del mediodía, el día viernes 1 de enero de 1988. Respecto del fin del Festival de la Una, Don Enrique Maluenda recordaba en el suplemento de espectáculos de "La Tercera" (17 de septiembre de 1999): "Todos los programas cumplen ciclos. Era además muy caro hacerlo porque era un espacio con la orquesta de Horacio Saavedra, un cuerpo de baile estable..." . Se rumoreó en los medios, hacia fines de 1988, un eventual regreso del Festival de la Una para 1989, ante el fracaso de Mediodía en Chile, el cual incluso tenía fecha de retorno: lunes 6 de marzo de 1989. Don Enrique Maluenda, en la edición de Revista Vea del 7 de diciembre de 1988, lo desmintió tajantemente, diciendo que no sabía nada concreto ni oficial acerca del tema.

El Festival de la Una, resucitó a comienzos de la presente década a modo de shows que se presentaban en diferentes ciudades del país, siendo el pasado 2 de octubre de 2011, el show final en el Teatro Caupolicán de Santiago.

Este es un homenaje a un programa de culto, de esos programas que hoy faltan en nuestra TV, que combinaban sencillez pero con contenidos que hasta hoy se recuerdan y que por muchas generaciones quedarán en la memoria colectiva de los chilenos.

HASTA SIEMPRE FESTIVAL DE LA UNA.

23 DE ABRIL DE 1979- 1 DE ENERO DE 1988.

1 comentario:

  1. Sin duda un clásico de la tv chilena. Yo lo veía siempre cuando chico...lamentablemente hacen falta estos programas, como asi mismo, los venegas, tardes de cine, y no tanta farándula, teleseries pencas y realities chantas.

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.