Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

02 junio 2012

Sábado Gigante en sus 50 años. Parte V: La internacionalización

Con motivo de los 25 años de Sábado Gigante en Miami, en mayo de 2011 escribí una columna acerca de cómo se originó la idea de "exportar" nuestros Sábados Gigantes a otras latitudes del mundo, por lo anterior, la columna presente -la última de esta saga de los 50 años de Sábado Gigante- es una transcripción de la columna que antes mencioné, y además será complementada con lo sucedido desde 1993 en adelante.



Hacia fines de 1983, Don Francisco empieza a ver que sus posibilidades de crecer en Chile llegaban a su tope, entonces empieza a ver el desafío de exhibir parte de su programa hecho en Chile, en la televisión estadounidense en español (muy incipiente en aquella época). Es en febrero de 1984, cuando hace un viaje a Miami a sondear estas posibilidades, donde no le va bien, ya que había casi nulo interés de ver los videos. En marzo de 1984 edita un show de una hora más internacional, y hacia agosto los ejecutivos de Canal 13 le informan que no había interés alguno por el programa, haciendo énfasis en que era muy local, y que al público miamense -cubano en su mayoría- jamás le iba a interesar ver algo con características muy chilenas. Ya hacia febrero de 1985 va con 8 tapes (videos) del programa chileno, y se entrevista con Rosita Perú, la máxima ejecutiva de SIN (Spanish International Network), base de lo que hoy es Univisión. Rosita Perú le ratifica que el programa es demasiado local, por lo que no servía para exhibirlo en Miami. Y es hacia mediados de ese año cuando intenta vender el programa en lo que hoy es Telemundo, a 155 dólares por semana (la edición semanal en realidad costaba más de mil dólares) y casi se concreta el negocio. Ese mismo día, se entrevista con Joaquin Blaya, ejecutivo del Canal 23 de Miami (la otra base de lo que hoy es Univisión), y él le dice tajante que la idea de exhibir el programa chileno en Miami no tenía futuro alguno. La idea es buena, pero debe ser producida en Miami. Asi, en 3 días se hizo el libreto, junto a Antonio Menchaca, productor general del programa en Chile.

La idea es aprobada, pero los inconvenientes para empezar la producción miamense fueron varios: no había una escenografía adecuada, un estudio apropiado (el estudio era arrendado al Canal 2 de Miami, estación cultural de la ciudad), los productores y personal técnico poco y nada sabían de qué se trataba este programa. Uno de los puntos más controversiales del proyecto fue el hecho de la publicidad integrada, lo cual provocó muchas suspicacias en los productores miamenses ya que ellos decían que la gente no estaba para cantarle a los auspicadores del programa. Por ese tiempo además, Omar Marchant, uno de los productores del programa en Miami, propone borrarle las eses al nombre de Sábados Gigantes, para quedar en Sábado Gigante, ya que en Miami las eses no las pronuncia nadie. Además, por esos mismos días, le dijeron a Don Francisco, que por ser un absoluto desconocido en Miami, debía coanmiar el programa junto a Rolando Barral, actor y animador de televisión muy popular en Miami (falleció en enero de 2002). El papel de Yeruba acá en Chile, en Miami lo hacía Pedro de Pool, quien estuvo en el espacio hasta mediados de 1991.

En la primera grabación (efectuada los días 17, 18, 19 y 20 de marzo de 1986), la cual salió el 12 de abril de 1986 al aire, José Luis Rodríguez fue el invitado estelar. El principal problema era que el retorno de sonido en el estudio era casi nulo, por lo tanto todos debían gritar para escuchar, y además, por el desconocimiento de este tipo de espacios, las grabaciones se extendían hasta las 3 de la madrugada, ya que una hora de programa se grababa en 6 ó 7. Aparte, la gradería de ese primer programa era de circo y pintarrajeada, la escenografía era muy infantil, la iluminación era pésima y los micrófonos eran de los que en Chile se usaban hasta los 80, de esos con largos cables. Todo eso se corrigió en el segundo capítulo, donde se mejoró la escenografía, la gradería y la iluminación.

Las sintonías en un comienzo no los acompañaron, sólo sacaban un poco más que antes del inicio del programa, donde pasaban películas. No era aun algo gravitante, pero cuando el programa había sido cancelado (junio de 1986) por bajos ratings, sale al aire el baile de la colita (baile que había debutado en nuestra temporada de verano 1986) y eso hace que la sintonía del programa se dispare al doble. Y se reducen los sueldos a la mitad (por idea de Joaquin Blaya, como forma de mantener el programa) y el programa sigue al aire.

Es en octubre de 1986 cuando los productores se dan cuenta que el programa estaba estructurado para un solo animador. Rolando Barral se fue a hacer su propio programa al Canal 23 y Don Francisco queda con su Sábado Gigante en Miami. Y el otro paso importante de esos años es en noviembre de 1987, cuando el programa empieza a emitirse en todo Estados Unidos, y las sintonías fueron siempre buenas.

El estudio arrendado al Canal 2 de Miami se usó hasta 1990, año en el cual Univisión (televisora surgida tras la fusión de SIN y Canal 23 de Miami) construye su propio estudio. Es en esa época además cuando empiezan a hacerse las mismas escenografías en Chile y en Miami, lo cual da pie para que desde abril de 1991, se produce el programa por mitades, idea que no resultó porque el cambio de hemisferio era un factor gravitante en aquello y el público chileno lo notaba. Es así como desde el 2 de enero de 1993, Don Francisco hace el programa sólo de Miami, dejando el sábado anterior (26 de diciembre de 1992) el programa chileno.

Ya con el programa de Miami emitiéndose en Chile, fuimos testigos de la calidad de siempre, pero en un crisol en donde convergían varias nacionalidades, y eso hizo que de algún modo el programa perdiera de a poco la identificación con Chile, si bien se seguían haciendo concursos para nuestra gente como el de las secciones preferidas, en 1995-96 un concurso telefónico destinado a que dos afortunados pudieran ir a la final del automóvil, el programa fue perdiendo peso a nivel local.

Por lo anterior, y coincidiendo con una entrevista en octubre de 1998 a Vivi Kreutzberger, hija del animador, en el programa "Plaza Italia" de Canal 2 (actual Telecanal) es que surge la idea de ir haciendo secciones del programa en Chile y para Chile. Esto empieza en julio de 1999 cuando se incorporan concursos y entrevistas hechos en Chile, lo que paulatinamente fue aumentando en tiempo, llegando a cubrir el 85% del espacio sabatino, los bloques hechos en nuestro país.

En febrero de 2007, tras una enfermedad de Vivi Kreutzberger durante el espacio "Festival de Vivi del Mar", se suspende el espacio grabado en Chile y finalmente, como hasta hoy, el espacio de Miami es el que se exhibe en nuestra pantalla, complementado con comerciales locales.

Y es en la era internacional donde además, encontramos que Sábado Gigante se ha emitido en días distintos al sábado, acá va un ejemplo que tenemos, el 8 de diciembre de 1993, donde, debido a Elecciones Presidenciales que se celebraron en Chile el sábado 11 de diciembre, el programa se emitió por única vez en día miércoles, debido a que el Canal no emitiría el programa en su día original, por Programación Especial alusiva a los comicios. Años más tarde, debido a partidos de fútbol disputados por la Selección Chilena y emitidos por Canal 13, el programa se traslada a día domingo. Y también, el espacio iba a ser exhibido el domingo 28 de febrero de 2010, pero debido al terremoto del día anterior, el canal (como todos los demás canales de la televisión chilena) emitió sólo noticias o programas alusivos a la catástrofe.

Y en Venezuela, bajo el nombre de "Gigantísimo", el programa va los lunes, ya que Venevisión, cadena que emite el espacio, tiene su bloque sabatino en Súper Sábado Sensacional, programa que en Chile emitió Chilevisión durante algunos años.


Con esta columna doy fin a esta saga, la cual nos llevó por diferentes aspectos del programa más antiguo, no sólo de la televisión chilena sino que de la televisión mundial. 50 años es cierto que no se cumplen todos los días, es por eso que dediqué estas 5 columnas a un producto nacional que supo sobreponerse a la adversidad, que se fue haciendo y perfeccionando en pantalla y fuimos muchos, testigos de ese proceso, el que con altos y bajos, ha llevado a Sábado Gigante, al sitial donde está hoy en día.

¡¡¡ FELICES 50 AÑOS SÁBADO GIGANTE !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.