Frase destacada

“Es una medición super interesante, porque el rating de hoy es una medición más bien comercial y esta es una producción que se ha hecho con mucho amor y seguiremos trabajando con mucho cariño para la gente que la ve”.
Marcelo Alonso
acerca del sistema actual de medición de rating.

08 marzo 2013

Festival de Viña del Mar 2013: ¿El festival de los festivales?



"El Festival de Viña es un enfermo terminal que está en la Unidad de Cuidados Intensivos". Esta expresión, que se la escuché a Italo Passalacqua tras el Festival de 2004, me hace pensar en hartas cosas de lo sucedido con Viña este año. Este Festival, que Chilevisión prometió que iba a ser "El Festival de los Festivales". La realidad estuvo bastante lejos del slogan. 

Vamos por partes:

EXTENSAS JORNADAS
Una de las recurrentes críticas que se le hace al certamen (la cual transcribo de una columna que escribí en 2011 en este mismo blog) es la extensión de cada jornada, las que incluso han llegado a terminar más allá de las 4 de la madrugada, es decir, más allá del cierre de la transmisión televisiva que viene desde los años de Mega (en TVN se emitía todo hasta el final). La mayoría de los artistas, especialmente los cantantes, a veces están alrededor de 2 horas arriba del escenario, lo cual dificulta cumplir efectivamente los tiempos asignados. Chilevisión en 2011 prometió terminar el show no más allá de las 3 de la madrugada, pero en 3 noches de las 6 vimos que no se cumplió aquello, en parte por la falta de tino de los animadores. Este año lo más notorio en ese sentido fue el show de Romeo Santos, quien estuvo 2 horas y 20 minutos arriba del escenario y junto con llevarse sin mayores merecimientos los premios (ya harto basureados por lo demás), hizo arriba del escenario un concurso que nos hizo pensar que no estábamos en un Festival Internacional de la Canción, sino que en Sábados Gigantes o el Festival de la Una.

LOS PACK DE PREMIOS
Fue otra de mis críticas en 2011. Si el 2004 se hablaba de los combos, artista que se llevaba las Antorcha de Plata (que se repuso en 2002, luego de una ausencia entre 1991 y 2001) y de Oro (creada en 2003, para evitar la tiranía del público con las Gaviotas), ese año se hablaba del Combo Dos, el Combo Tres y el Combo Cuatro. Este exceso de premios, dio pie para hablar de la tiranía del público con respecto a este tema. Y este 2013 se habló del "pack", ya que los animadores, literalmente, para cumplir de cierto modo con los tiempos, aceleraban la entrega de estos, no necesariamente a petición del público. Y este año, ningún artista se fue a lo menos, sin las antorchas.


LOS ANIMADORES
Flanco de críticas el año pasado, lo son de nuevo este año. Era sabido que no son amigos, y eso se notaba en pantalla. Ahora, acelerar la entrega de premios para apurar el tranco, no me pareció de lo más correcto (ejemplo claro con Elton John). Es cierto que hay que respetar tiempos, pero no por eso vamos a tirar los premios a la chuña. Y en el caso de Elton John, quedó de manifiesto que los animadores NO TENÍAN IDEA DE INGLÉS BÁSICO. Mínimo, creo, los animadores del certamen, deben saber lo básico de inglés y no hacer un triste espectáculo como se vio este año. La crítica este año fue despiadada como nunca con ellos, en especial con Eva Gómez.

Y si el año pasado dije por los animadores : "o mejoran del cielo a la tierra, o los cambian", este año digo que derechamente deben ser cambiados. Aunque Pablo Morales, mandamás general del Festival, dijo que en 2014 ambos animadores seguían, todo puede pasar en un año.

EL HUMOR
Mucho doble sentido, especialmente con Hermógenes Conache (sus polémicas alusiones a la pedofilia y al Sida) y Bastián Paz realmente me hizo sufrir no por sus chistes sino que por su discapacidad. Y pasó lo que debía pasar: por lástima, creo, el público no lo pifió. Es talentoso, lo reconozco, pero aun le falta cancha para el Festival. Nancho Parra talentoso, pero igual acudió al doble sentido para ganarse al respetable. Los Atletas de la Risa fue lo más destacable, pero tampoco es del gusto masivo. Y Memo Bunke debió acudir a La Mosca para ganarse al Monstruo y acallar las pifias iniciales de su presentación.

LO NOTABLE
31 Minutos y Sir Elton John. Ambos conquistaron el Monstruo con lo que saben hacer: su arte. Y sin mayores divismos, sin poses ni vestuarios extravagantes se llevaron todos los premios, y merecidamente. De ellos, nada que decir. Notables, pura calidad en ellos. Quizá números como Sir Elton John, Morrisey o Sting, sean el punto positivo del otrora canal de la Universidad de Chile en la organización del certamen.

Jonas Brothers me sorprendieron con su cantar en vivo, demostraron ser una potencia que puede tener proyección, pese a que siempre he considerado como "productos" a los artistas de Disney.

LA PRENSA Y LAS SINTONÍAS
La prensa acreditada recibió mejor trato este 2013 (al menos no los hacinaron en una carpa como ocurrió con Luis Miguel en el certamen de 2012), y las sintonías, si el año pasado tambalearon, este 2013 mejoraron bastante, alcanzando peaks como los 53 puntos durante la actuación de 31 Minutos.

Resumiendo, este año en Viña se vio de todo, pero el nivel sigue siendo bajísimo (especialmente en algunos shows como Romeo Santos y las ya casi olvidadas competencias). Y si el año pasado dije que a Chilevisión el Festival le quedó como poncho, este año lo reafirmo más convencido. Por ende, auguro que en 2014, fecha de la próxima licitación, donde el canal va a apostar todas sus cartas, no le será renovada la concesión. 

El año 2014 estaremos acá para analizar el certamen número 55.

4 comentarios:

  1. Ellos querian que fuera el "Festival de los Festivales", pero finalmente fue "El peor de los peores"

    ResponderEliminar
  2. 31 minutos, su actuación fue un asco, puaj, me apestó ver a esos pelotudos barbones tocando y cantando
    y dejando en segundo plano a los títeres, de muy mal gusto, cambié de canal, me sorprende que no hayan tenido muchas críticas, estuvieron muy mal y es una verguenza ver estos show en un festival, barbones alcoholicos váyanse a la mierda.

    ResponderEliminar
  3. Bastian paz una completa mierda, rasca, incómodamente perturbador, me dio verguenza ajena, un logro personal sin duda, más no un logro de calidad artistica, ordinario, patético, dio pena.

    ResponderEliminar

Hable con confianza. Logos CL On Demand no muerde.